viernes, 1 de julio de 2011

ESPACIOS Y UNIVERSIDAD

Un Espacio Cultural esta compuesto de varios elementos. Aquí se pone en juego la “identidad”, siendo dinámica, transformándose y desarrollarse al amparo de un espacio republicano y ciudadano que ocurra dentro del ámbito nacional como latinoamericano.


Si es que hay grandes movilidades, experiencias que tienen los grupos para poder relacionarse y crecer. Para que podamos contar con un espacio cultural debe existir un “patrimonio” y una “memoria” para cultivar, conservar y en la mayoría de los casos poder recuperar la historia nacional y latinoamericana .Sabemos que la educación es un espacio agredido en los años 90 dejando un saldo negativo, en lo que refiere al substrato cultural, (en relación a lo económico se cerraron varios puestos de trabajo como institutos de formación terciaria).

Quien recibió varios golpes fue la universidad pública gratuita y laica .Con déficit de presupuestos, profesores con material gastado, etc., pudo resistir. Esta institución fue y es algo valioso y brillante en America Latina, por aquí seria muy difícil que alguien intente promover la privatización de la universidad, hubo intentos “casualmente” en la década del 90.

Es posible que la universidad publica y gratuita deba redefinirse ya que es un espacio indispensable para la sociedad. También es necesario que “otras” universidades puedan hacer lo mismo, democratizándose y estableciendo los espacios comunes compartidos.

Queda la pregunta si seria necesario compartir esos espacios a un nivel mas macro respetando la historia de la educación de cada país. La realidad muestra que se necesitan post grados de calidad, en las ciencias sociales, formando profesionales que actúen a nivel mundial.

El otro espacio cultural esta ligado a lo anterior siendo necesario el perfeccionamiento en el plano científico tecnológico. Muchas veces no se puede actuar aisladamente y es cierto que hay carestía de recursos .Pero todavía creo que esa “masa” critica de profesionales aun existe en todos los planos de la ciencia, en muchas ocasiones que hacen pequeños milagros y que la brecha que existe con los países desarrollados es real pero solo respecto a los “recursos” no al material humano.

Es necesario ponerse de acuerdo para buscar y compartir una política científica a nivel latinoamericano, formando instituciones supranacionales que se ocupen de la promoción, desarrollo de la ciencia y la tecnología para Latinoamérica y el mundo.