miércoles, 29 de junio de 2011

Comer no es solo comer sino que además:

1) Se manifiestan experiencias emocionales tanto positivas como negativas

2) Demarcamos nuestra clase y la del “otro” en general cuando se critica lo que se ingiere.

3) Manifestamos riqueza o pobreza

4) Demostrar nuestros sentimientos de agradecimiento o rechazo (en relación a la comida o hacia el “otro” que comparte la mesa o prepara el alimento)

5) Se previene y diagnostica enfermedades físicas como mentales.

6) Reforzamos la autoestima y ganamos reconocimiento (sobre todo si realizamos una dieta)

7) Se puede hacer frente a un estrés sicológico y emocional.

8) Vamos a demostrar la pertenencia a un grupo etáreo, genero, actividad social y física .9) El ingerir el alimento en soledad no siempre marca una individualidad pero esta se subordina muchas veces a nuestra actividad laboral.

10) Demostrar la naturaleza y extensión de nuestras relaciones sociales (a)

11) Mantener nuestras relaciones sociales prolongarlas o realizar alianzas estratégicas “como desayunos de negocios” “llamados de gabinete” (posible genocidio económico en puerta época del neoliberalismo en la Argentina) . Y me permito juzgar “cena o almuerzos empresariales” de seguro encamada generalizada para sellar “un acuerdo” que en definitiva la comida era un rito de paso

a) Rrcis Flacos y Gordos Pobres -Patricia Aguirre -pag 23- Editorial Capital Intelectual -año2010