sábado, 29 de enero de 2011

Juan Lopez y Hohn Ward


Les toco en suerte una época extraña .

El planeta había sido parcelado en distintos países , cada

uno provisto de sus lealtades,de queridas memorias,de un

pasado sin duda heroico, de derechos de agravios,de una

mitología peculiar, de proceres de bronce,de aniversarios ,

de demagogos y de símbolos.Esa division,cara a los

cartógrafos auspiciaba las guerras.

Lopez había nacido en una ciudad junto al rió inmóvil:

Ward en las afuera de la ciudad por la que camino Father

Brown .Había estudiado castellano para leer el Quijote .

El otro profesaba su amor a Conrad, que le había sido

revelado en una aula de la calle Viamonte.

Hubieran sido amigos , pero se vieron una sola vez cara

a cara , en una de las islas demasiado famosas, y cada uno de los

dos fue Caín ,y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos .La nieve y la corrupción los conocen .

El hecho que refiero paso en un tiempo que no

podemos entender .

Jorge Luis Borges

Este poema por primera vez se publico

en el Suplemento Cultura y Nación de Clarín

"26/8/1982