lunes, 28 de febrero de 2011

Segunda parte


A partir del siglo XIX la relación del ser humano con respecto al agua era distinta , ya la "ropa blanca" había dejado de ser sinónimo de limpieza es obvio que solo accedían a este tipo de vestimenta una Burguesía que no solo consumía este tipo indumentaria , sino cosméticos para aparentar "ser limpio " , el ejemplo mas común es el de Luis XIV ( tenia toda una corte bien perfumada pero lejos del Baño ).

Documentos del siglo XVIII muestran que la fabricacion de "bañeras " iba en aumento para dejar ese temor por el baño , el parámetro a tener en cuenta es que el agua tenia ciertas cualidades morales , si esta estaba "fría " no solo tenia la acción de curar sino hacia la primera diferencia social entre un burgués y un aristócrata estos cargaban con una imagen de afeminados y decadentes por usar agua templada .

La limpieza comienza a ser la abanderada de cuidar al ser humano de unos monstruos "invisibles como los microbios", los médicos enciclopedistas hacen su aparición en la historia y el termino Higiene se quedara con nosotros .

Ahora bien solo hemos hablado de aristócratas y burgueses pero la historia sigue su curso , la clase obrera eran individuos a los cuales se debía "Civilizar, Moralizar además de higenizar . Los baños publicos y la ducha van a marcar a esta nueva sociedad de consumo .